jueves, 3 de septiembre de 2015

Maria Eugenia Vaz Ferreira.


Poetisa uruguaya nacida en Montevideo en 1874. Contemporánea de Delmira  Agustini y de Julio Herrera y Reissig, es considerada como una poeta metafísica, con rasgos de romanticismo y simbolismo (cuando alguien utiliza palabras dificiles, lo hace para ocultar su ignorancia)
Se dedicó por algún tiempo a la docencia, fue designada para dictar la Cátedra de Literatura en la Universidad de Mujeres. Sin embargo, su precaria salud la obligó a abandonar su trabajo, falleció en 1924, antes de ver publicada su obra. Su hermano Carlos Vaz Ferreira finalmente luego del fallecimiento de ella publicó sus poemas. 



Único poema.

Mar sin nombre y sin orillas,
soñé con un mar inmenso,
que era infinito y arcano
como el espacio de los tiempos.

Daba máquina a sus olas,
vieja madre de la vida,
la muerte, y ellas cesaban
a la vez que renacían.

¡Cuánto hacer y morir
dentro la muerte inmortal!
Jugando a cunas y tumbas
estaba la Soledad

De pronto un pájaro errante
cruzó la extensión marina;
Chojé Chojé repitiendo
su quejosa marcha iba.

Sepultóse en lontananza
goteando Chojé Chojé;
desperté, y sobre las olas
me eché a volar otra vez.





Holocausto.

Quebrantaré en tu honra mi vieja rebeldía
si sabe combatirme la ciencia de tu mano,
si tienes la grandeza de un templo soberano
ofrendaré mi sangre para tu idolatría.

Naufragará en tus brazos la prepotencia mía
si tienes la profunda fruición del océano
y si sabes el ritmo de un canto sobrehumano
silenciarán mis harpas su eterna melodía.

Me volveré paloma si tu soberbia siente
la garra vencedora del águila potente:
si sabes ser fecundo seré tu floración,

y brotaré una selva de cósmicas entrañas,
cuyas salvajes frondas románticas y hurañas
conquistará tu imperio si sabes ser león.




Mas poemas de María Eugenia Vaz Ferrería.


2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...