lunes, 24 de julio de 2017

Rubber (película 2010).

Imagen.


Rubber es una película francesa de terror y comedia de hace unos años (2010) que no sé en realidad si es una película de culto o una estupidez tan grande que la hace interesante o solo una estupidez.

El protagonista es un neumático en mitad del desierto que mata gente con poderes telequinéticos. Podría dejarla por acá y de seguro que con este solo renglón les alcanza para considerarla una estupidez, pero sigamos un poco más.


Spoiler, sin dudas.

Ambientada en los 90 en el desierto del suroeste de EEUU un neumático de auto llamado Robert, sin explicación cobra vida y avanzando en su estado de conciencia se pone de pie para comenzar a rodar. Su vida como psicópata comienza de a poco: primero aplasta una botella de plástico, para luego aplastar un escorpión, para luego intentar aplastar una botella de vidrio sin éxito. Esto aparentemente enoja a Robert y comienza a vibrar, esto hace surgir sus poderes telequinéticos destruyendo la botella de vidrio.

Rodando se cruza con una mujer a la cual intenta matar con sus poderes sin éxito, este fallido intento (primero de varios) se convierte en una obsesión hacia la mujer por parte del neumático, su primera víctima humana es un camionero con el cual había tenido un incidente más temprano y le hace estallar la cabeza. La matanza continúa mientras el sheriff del pueblo llamado Chad intenta detenerla. Chad tiene una participación importante en la película tanto en la trama como mostrándonos la verdadera intención del filme. Pero para comprenderlo mejor deberían de ver el filme.

Imagen.
Luego de varios días de matanza el sheriff lo localiza en una casa donde ya ha matado a todos sus ocupantes, mirando carreras de autos por la televisión. Chad coloca dinamita en un maniquí con una apariencia parecida a la mujer que el neumático no ha podido matar. Mientras el neumático hace estallar la cabeza al maniquí, Chad se ve frustrado al no explotar la dinamita por lo que arremete contra  Robert disparándole y matándolo con su escopeta.

Desde dentro de la casa surge un triciclo y mata a un hombre en sillas de rueda (Este hombre no lo había nombrado pero tiene su participación en la película desde antes). El triciclo rueda por la carretera donde se le comienzan a unir otros neumáticos dirigiéndose a Hollywood. The end.


Podría decirse que es una estupidez como la serie de películas “Sharknado”, pero muchas veces esta estupidez tiene su encanto y tal vez sea el caso de “Rubber” como también lo es "Sharknado" o "Plan 9 del espacio exterior








4 comentarios:

  1. Las películas de culto no tienen por qué ser necesariamente buenas o tener calidad cinematográfica, sin embargo, algunas como ésta, tienen un punto que las hacen emblemáticas, como mínimo enganchan. Me ha encantado leer esta reseña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa. Si, películas de culto no es necesariamente calidad o buena taquilla y por suerte no hay una receta para lograr que una película trascienda y perdure en el tiempo como referencia.

      Eliminar
  2. Meu Deus! Preciso descobrir este filme para lá de ruim.

    Abraços, Federico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo dices tu que de cine sabes y sabes. Ja ja ja

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...